FORO DE DISCUSIONES
 
Inicio arrow La Raza arrow Historia l
 
Historia l


Una idea. Una raza. Una historia con mucho futuro.

pastor_1.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Verëin für Deutsche Schäferhunde (SV) es la institución matriz de la raza en la madre patria del Pastor Alemán. Es el mayor Club de una raza canina existente en el mundo. Con más de 150.000 socios activos en la actualidad, y con más de 1´000.000 de afiliados a lo largo de sus más de cien años de existencia, constituye la mayor potencia en el mundo de las sociedades cinófilas.

Fundada contemporáneamente con la propia raza, ha velado por su desarrollo, mejoramiento y selección de sus ejemplares, logrando que ésta sea hoy la más popular, la más extendida y la más apreciada en el mundo entero por sus extraordinarias cualidades y aptitudes en todo tipo de actividades y cometidos.

La SV tomó forma a partir de una situación previa de aislamiento o separación, y fue concebido como una necesidad para llevar a cabo un proyecto común.

Corren los principios del Siglo XIX. En una Alemania dividida, muy distinta de la actual, y con unas regiones naturales donde la actividad ganadera estuvo arraigada desde tiempos inmemoriales. Por entonces toda Europa había caído bajo el imperialismo napoleónico y la mayor parte de sus pueblos se habían alzado a lo largo de distintos frentes en contra de los ejércitos franceses. Todos se aliaron para oponerse a Napoleón, que fue vencido en 1813 en la llamada “Batalla de las Naciones”, en Leipzig, restableciéndose el orden político.

En ese tiempo, Alemania formaría parte de la llamada “Confederación Germánica”, presidida por Austria, y en la cual también se integraba Prusia. La situación económica de todo el Viejo Continente había quedado muy resentida con las guerras, y surgieron por todas partes corrientes liberales que llevaron a los pueblos a sentir la necesidad de constituir nacionalidades más fundadas en su afinidad y comunidad histórica, geográfica, étnica y lingüística. Se produjeron entonces segregaciones y anexiones territoriales voluntarias por doquier. Este último fue el caso de Italia y de Alemania. Guillermo I fue el artífice de la unificación alemana, con la colaboración del Canciller Otto von Bismarck, apodado “el canciller de hierro”. En 1871, tras la guerra franco-prusiana, Guillermo I fue proclamado en Versalles Emperador de Alemania, naciendo así el II Reich (Reich en alemán significa imperio), que unificó los estados del norte y del sur, que habían permanecido separados hasta entonces. En esa nueva situación, los ovejeros de Turingia al norte, de Sajonia al oeste y de Württenberg al sur del nuevo imperio entraron de nuevo en contacto. Cada uno de ellos había desarrollando razas autóctonas de valiosos perros auxiliares en las labores de custodia y conducción de sus rebaños, y comenzaron a intercambiar tanto sus conocimientos como sus especímenes de pastoreo, tratando de complementar, mejorar y compendiar las cualidades de cada uno de aquellos ejemplares en los múltiples cruces que realizaron entre ellos.

Hacia 1890, el Capitán Rieckeimann-Dunau y el Conde von Háhm fundaron el llamado "Phylax Club", tal vez la primera Sociedad Nacional para el desarrollo de los perros de pastor en Alemania, que agrupaba a criadores de perros de pasto, con el proyecto de mejorar las cualidades de los ejemplares existentes en cada región. Esta interesante iniciativa no prosperó a causa de las luchas internas surgidas por tratar de imponer cada cual su tipo particular, pero sin duda alguna, se constituyó en semilla fundamental para el desarrollo de un proyecto posterior.

Sería el famoso Capitán Max Friedrich Emil von Stephanitz, años más tarde, el que, junto a su buen amigo Arthur Meyer, recogería el testigo y emprendería de nuevo esta tarea, convirtiéndose en el motor y autentico impulsor de una nueva raza nacional nacida de la unión de los distintos especímenes regionales. Fue en 1899 cuando, por primera vez se presentarían en una exposición unos ejemplares bajo la nueva denominación de Deutsche Schäferhunde" (Perro de Pastor Alemán. A raíz de ello, y bajo el auspicio de von Stephanitz y de Arthur Meyer, a los que se anexionaron un pequeño grupo de aficionados, criadores y ganaderos, se empezó a gestar la creación del que sería el mayor Club canino del mundo: Verëin für Deutsche Schäferhunde (SV).

stephanitz_big.jpgprimer_emblema_sv.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 22 de abril de ese mismo año fue la fecha en la que se produciría su fundación formal, constituyéndose von Stephanitz en el primer Presidente de su historia. Karlsrühe fue el escenarío. Una de las primeras y más imprtantes instituciones de este Club fue la creación de un primer Libro de Registro tremendamente novedoso para la época y valiosísimo instrumento de control y selección para el futuro. Hasta ese momento habían existido unos libros en los que se inscribían los ejemplares más destacados, registrando sólo su fenotipo o apariencia y recogiendo unos padres que se aceptaban bajo la simple declaración de su propietario. El "Scháferhunde Zuchtbuch" (Libro de Cría de Perros de Pastor, y que abreviadamente se designará desde entonces como el SZ) incorporaba, en efecto, una estructura y un planteamiento bien diferente; se trataba de recoger en él la genealogía de los ejemplares inscritos, es decir, la obtención de los ascendientes de cada perro en cuatro generaciones anteriores, a partir de los ancestros ya registrados, que serían desde entonces todos los dedicados a la crianza, destacaran o no en las exposiciones.

El SZ fue una revolución para la época, pues se convertía en un eficaz banco de datos para creditar la procedencia de cada perro en particular, y con él se podría desde entonces realizar la fehaciente emisión de un pedigree formal para cada ejemplar, convirtiendo al SV en una seria institución, pionera en el control genealógico de una raza.
El primer registro en e1 "Scháferhunde Zuchtbuch" fue el de "Horand von Grafrath", con el número SZ 1, mítico ejemplar adquirido por Von Stephanitz el 15 de enero de 1898 y que fue criado por Sparwasser, de Frankfurt-Sachsenhausen; aquel perro podemos decir que es el origen de todos los pastores alemanes.

horand_2.jpghorand_v._grafrath.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

A la par que este Libro de Orígenes, el Club instauró desde un principio también la magna exposición anual de cría en Alemania, la SV-Siegerschautputzchau, en la que todos los socios y criadores encontrarían la oportunidad de dar a conocer los mejores ejemplares de su trabajo en la crianza. En ese mismo año de 1899 se celebró 1a primera edición de esa tan especial exposición que, desde entonces, centra la atención de los aficionados a la raza en todo el mundo.

El tercer pilar sobre el que asentaría su base de partida el SV fue la confección de un Standard de la raza. El 20 de septiembre de 1899, en el Congreso celebrado en Frankfurt fue presentada y aprobada la primera redacción del mismo, con no mucha precisión inicial, que haría necesarias posteriores revisiones, pero que daba ya la primera descripción anatómica de la recién nacida raza.

revista_sv._75_aos.jpg

 

 

 

Otra de aquellas primeras y fundamentales instituciones del Club la constituyó la publicación de un Boletín Informativo y de divulgación; un instrumento que se convertiría además en imprescindible medio de información y comunicación entre todos sus socios: la "SV-Zeitung", o revista del SV. Se publicó por primera vez en 1902 con una periodicidad variable en el tiempo hasta nuestros días, en la cual cuenta con una edición al mes. Los artículos que esta publicación ha incluido siempre han constituido auténticos documentos de las tendencias, logros y reveses surgidos en la crianza, a través de las valiosas opiniones de los más expertos cinófilos y criadores adscritos al mundo del Pastor Alemán.

 

En los primeros años del siglo XX, el éxito selectivo había acompañado a la cría, y a base de cruces en principio de fuerte endogamia (inbreeding), se había conseguido un tipo bien definido, distintivo para la raza. Pero además, se pudieron constatar unas aptitudes psíquicas en aquellos perros, que les conferían unas extraordinarias capacidades de utilización en otros menesteres bien diferentes de su primario empleo para el pastoreo. Así, ya en 1901, el SV instó a las policías locales de toda Alemania para el aprovechamiento de las cualidades del "Deutsche Schäferhunde (Pastor Alemán)" en su servicio, y poco más tarde, en 1902, von Stephanitz se congratulaba, en un artículo publicado con el título de "Perros de Policía y de Guerra", de haber conseguido el empleo de pastores alemanes en al menos medio centenar de ciudades alemanas con enorme éxito de adaptación, significando la "especial idoneidad para el servicio policial” de esta raza. Desde esa época en adelante, von Stephanitz se afanó extraordinariamente en divulgar la utilidad del perro de pastor alemán, escribiendo infinidad de artículos y algún libro al respecto, y desarrollando una frenética actividad ante todas las administraciones para dar a conocer ese tremendo potencial que la raza poseía como perro de servicio.

perro_guerra_1.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En 1903 la SV implantó ya las primeras pruebas de instrucción para los perros y se efectuaron los primeros exámenes de trabajo que, ya entonces, se dividieron en tres partes fundamentales, el rastreo, la disciplina u obediencia y la guarda, defensa o protección. Hasta 1906 no se instituiría el título de Campeón de Trabajo y la correspondiente SV-Siegerschauprüfung (o campeonato anual de trabajo, a semejanza de la Siegerschau de estructura). Puede decirse que transcurrieron unos años de selección orientada por criterios de utilidad, dejando un poco de lado el fenotipo y la morfología, que se consideraba suficientemente lograda, quizás, hasta ese momento.

Y llegó la Primera Gran Guerra, un período que interrumpió las normales actividades de la SV, pero que sirvió para la palpable demostración de las inmensas cualidades que el Pastor Alemán posee. Fueron muchos los perros que se integraron en las fuerzas armadas alemanas, desarrollando exitosamente muy diversos cometidos. Fundamentalmente, los perros, examinados previamente para descubrir sus mejores aptitudes, recibían dos tipos de distintivos: el KrH, destinado a los "perros de acción en la guerra", y el SH que ostentaban los perros "sanitarios", los ocupados en la búsqueda y rescate de heridos primordialmente.

perro_guerra_2.jpg

 

Aquellos perros que participaron en esa conflagración desempeñaron a la perfección sus papeles y demostraron sus aptitudes fuera de lo común en los distintos cometidos que les fueron encomendados. Ello le valió a la raza su "universalización", su reconocimiento a nivel mundial como inmejorables perros de utilidad. Es extraño que se pueda llegar a hacerse admirar por un enemigo, y sin embargo los Pastores Alemanes lo consiguieron en esa guerra de los que lucharon frente a ellos; algo que dice mucho acerca de su inteligencia, coraje, fidelidad, valor, capacidad de resolución, etc... todas esas cualidades que la raza hoy conserva.

En los años veinte la crianza del Pastor Alemán se extendió fuera de las fronteras alemanas, y en Francia, en Inglaterra y en los Estados Unidos (por citar las naciones más involucradas en aquella pasada guerra) el Pastor Alemán comenzaba a protagonizar un "boom" impresionante.

En 1920, el señor George Barais fundaba la Societé du Chien de Berger Allemand (SCBA), émulo del SV en Francia. En Suiza, la señora Harrison Eustis comenzó a criar con el afijo "Fortunate Fields" con un ambicioso proyecto de experimentación de las utilidades de la raza, descubriendo un nuevo campo de aplicación importantísimo, la dedicación a perros lazarillos de invidentes. En EEUU, la industria cinematográfica lanzó al estrellato a dos personajes caninos representados por Pastores Alemanes, 'Rin-tin-tin' y 'Strongheart", algo que incrementó su fama internacional.

rintintin.jpg

 

 

 

 

El Club estadounidense que se había creado en 1913, en 1914 había realizado la primera importación de élite, pero era ahora cuando la crianza del pastor alemán cobraba mayor auge al otro lado del Atlántico, y cuando las importaciones desde Alemania alcanzaban cifras millonarias.

 

 

 

 

Pero el período bélico habia hecho degenerar un tanto la cria en aquellos años, en los que primaría la cantidad sobre la calidad, produciéndose un peligroso deslizamiento a tallas muy superiores a la media exigida por el Standard y a tipos mas bien “cuadrados”, sin una relación largo-alto proporcionada. Además, por otro parte, surgieron perros con sintomas de inseguridad en su carácter, fruto de aquella época de escasa selección. Por todo ello, en 1922 el SV adoptó un sistema de confirmación y examen de los reproductores, el “Ankörung”, que ha perdurado hasta nuestros días.
Mediante las pruebas del “Körung” se pretendía, y también hoy se pretende realizar una selección de los ejemplares en base a sus cualidades anatómicas, morfologicas y sicológicas, a través de un profundo análisis de la talla, medidas y proporciones, peso, estructura estática y capacidad de movimiento, estabilidad del carácter y su respuesta al disparo y a una prueba de coraje o defensa; además se efectúa un estudio de su pedigree y consanguinidades, dando finalmente un amplio y completisimo “rapport” (reporte, informe o súmula): 2l Körung, que detalla todas las peculiaridades y rasgos del perro con un comentario final del “Körmeister”,“maestro confirmador” o “maestro de selección”) acerca de su más recomendable empleo para la crianza, con el fin de aprovechar sus mejores virtudes y de evitar sus posibles defectos en la descendencia a que pueda dar lugar.

Se establecieron dos clases de Kórung o calificación final: El Körklasse 1ª (Kkl.1ª) y el Körclasse 2ª (Kkl.2ª), según que el perro estuviera libre o no de defectos penalizables como leves, y negando el Ankörung a aquellos considerados con defectos graves y problemas de carácter.
La importancia del Körung es evidente hoy. Se trata de efectuar la selección de los mejores reproductores para perfeccionar la raza y desechar defectos que puedan aparecer en la crianza. Es un examen completo, de estructura, funcionalidad y carácter, y exige además tener alguna escuela de trabajo aprobada, por lo que supone una selección integral, tanto desde el punto de vista del standard como de la utilidad misma, y por ello debe ser apreciado por todos nosotros en lo que vale. De nada sirve un perro extraordinariamente "bello" y funcional sin un carácter adecuado, como tampoco sirve un "monstruo" del trabajo que no pueda pasar una mínima comparación anatómica con el Stándard de la raza. Hemos de criar perros "integrales", o al menos poner todo nuestro esfuerzo en ello.

En 1924, y con motivo de las bodas de plata del Club, la SV tomó la decisión de adquirir una gran finca rural en Ossig, en la región de la Prusia oriental. Este vasto terreno, propiedad de los socios, que habían llegado ya a los 57.000, cuando en 1918 eran sólo 5.900, se dedicó a la explotación agrícola y a la ganadería ovina, aunque, ante todo, sería el centro experimental más grande de cría de Pastores Alemanes que en todos los tiempos se ha llegado a conocer. Los ejemplares allí nacidos se registraban bajo un afijo propiedad de la SV, "Von Zuchtgut" (que traducido vendría a significar "de buena crianza"). Estos no se comercializaban, sino que quedaban a disposición del Club para mejorar la cría, o bien, a los no considerados adecuados para ello, se les cedía a ganaderos o pastores para su utilización en las labores propias de su oficio.

ossig.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

La "Granja de Ossig" fue además la residencia del Presidente Max von Stephanitz en el poco tiempo que duró. Efectivamente, con tan sólo un año de existencia, y con unos resultados lógicamente poco significativos para ese corto período de funcionamiento, el proyecto se abandonó, aunque, eso sí, sirvió para que el Capitán pudiera llegar a editar una valiosísima obra cinológica titulada "El pastor alemán en imagen y palabra" que unía la siempre extraordinaria pluma de su autor a un excelente trabajo de documentación gráfica.

 

 

Por aquel tiempo, el Club había crecido, aproximándose ya el número de socios a los 60.000. El trabajo administrativo había aumentado tanto que se hizo necesario contratar un director gerente, y entró a ocupar ese puesto Fritz Schäelle, alguien que llegó a ser entrañablemente apreciado en el seno del Club. La SV desarrolló una enorme actividad desde entonces; se instituyeron concursos de fotografía, se editó por vez primera el libro de afijos de criadores de la raza y aparecieron las primeras publicaciones de carácter técnico sobre crianza y adiestramiento.

klodo_v._boxberg.jpg

 

 

 

El Congreso celebrado en Wiesbaden el 5 de septiembre de 1930 vivió la tercera revisión del estándar, tras las efectuadas en 1900 y 1901. Se trató de adaptar a una nueva realidad de la raza, que había avanzado enormemente tanto en su carácter utilitario como en la propia apariencia y estructura, y que se revolucionó con el Sieger de 1925, "Klodo v.Boxberg", y su descendencia.

 

 


Muchas reglamentaciones internas del Club sufrirían también importantes cambios. Por ejemplo, una reforma a realizar fue en el reglamento de crianza, en cuanto a la utilización de perros monórquidos en la reproducción, que hasta 1927 se había permitido, en la creencia de que no era un carácter hereditario. También preocupaba la solidez de los ligamentos dorsales que se había perdido en parte con la implantación de estructuras más longilíneas, y ello era objeto de discusión e investigación en el seno de la SV.

El 22 de abril de 1936 falleció von Stephanitz, quien poco antes había cedido la presidencia al Dr. Roesebeck, de Hannover, y que desde 1909 formaba parte de la Junta Directiva del Club. Este se hizo cargo temporalmente de una forma provisional, hasta la convocatoria de elecciones de una nueva junta. Finalizaba así una etapa, que, con un marcado régimen presidencialista que siempre ha tenido en su funcionamiento interno, correspondía a la "Era von Stephanitz", al período en el que los destinos tanto del Club como de la propia raza estuvieron regidos por su creador y fundador, el capitán retirado de caballería Max von Stephanitz. Fue la etapa quizás más importante de la historia de la SV, pues empezó con su misma constitución y supuso la consolidación y la estructuración formal del Club, que además vivió los tiempos de mayor difusión y crecimiento. La herencia de von Stephanitz era un "Deutsche Schäferhunde" (Pastor Alemán) que había llegado al primer puesto en la consideración de todos por su tremenda utilidad y un Club sólido y firme que agrupaba a multitud de aficionados y criadores, y que era la más importante salvaguarda de la misma raza, que von Stephanitz supo universalizar.

CONTINUA EN "HISTORIA II"


Esta categoría está actualmente vacía

Formulario de acceso






¿Recuperar clave?

¿Quién está en línea?

Hay 1 invitado en línea


¿Buscas un pedigree?
(Nombre del perro)

Indice :  
Resultados :