FORO DE DISCUSIONES
 
Inicio arrow Artículos arrow Seleccione el articulo arrow Criar no es simplemente multiplicar. Por Roberto Caputi Tinoco
 
Criar no es simplemente multiplicar. Por Roberto Caputi Tinoco PDF Imprimir E-Mail
martes, 25 de marzo de 2008
Criar no es simplemente multiplicar, es el arte de mejorar

 por Roberto Caputi Tinoco
publicado originalmente el 6/1/2002caputi.jpg
 
 

Si hemos decido incursionar en el mundo de la crianza canina, debemos tener en cuenta que nuestro objetivo es producir ejemplares con calidad superior a sus progenitores.

El perro ideal es aquel cuyas características físicas y mentales responden al ESTANDAR de la raza que decidamos criar. Por lo tanto debemos criar con perros dentro de cada uno de los estándares y al mismo tiempo considerar los siguientes puntos:

Genética de la madre:

Es ideal tener una perra de líneas de sangre, genéticamente comprobadas como transmisora de cualidades y con bajos índices hereditarios de defectos. Esta información se obtiene analizando el pedigrí que es un documento que certifica el origen y características de los antepasados de su perro.

Las líneas de sangre son un flujo de caracteres genéticos, capaces de determinar las continuidades psicosomáticas transmisibles de generación en generación. Esto significa que para que una reproductora tenga capacidad de transmisión debe descender de una familia con virtudes que estén representadas en la apariencia física de nuestra reproductora.

Virtudes y defectos:

Existen virtudes y defectos que se clasifican en absolutos y relativos:

Absolutos, son virtudes y defectos válidos para todas las razas. Entre ellas tenemos “perros bien aplomados” (correcta posición de las extremidades). Es una virtud absoluta porque todos los perros de todas las razas deben ser bien aplomados. “Perros monórquidos” (con un solo testículo) es un defecto absoluto en todas las razas.

Nutrición.- Es aconsejable utilizar, para la perra en periodo de reproducción, un régimen alto en proteínas (30 a 36%) porque proporciona una mejor inmunidad frente a agentes infecciosos por situaciones exigentes en la gestación y lactación; mejora la síntesis del tejido muscular durante el crecimiento y el funcionamiento del sistema endocrino (hormonas).

La perra debe ser alimentada con los productos adecuados para el periodo de preparación y gestación, hasta el parto. A partir de este momento debe utilizar alimentación especial para perras en lactación. Durante el periodo de lactancia, las perras producen de 1.5 a 2 veces su peso corporal en leche, por lo tanto requieren mayor valor energético en este periodo. Una vez producido el destete entre los 45 y 60 días la perra podrá ser alimentada con su comida de mantenimiento.

En la nutrición de la reproductora se aconseja utilizar alimentos que contengan minerales quelados, que son minerales que han sido asociados químicamente a proteínas o a un grupo de aminoácidos y que de acuerdo a las investigaciones científicas, su uso está directamente ligado a camadas más saludables.

Alimentos recomendados que contienen minerales quelados, antes, durante la gestación y lactancia:

Durante el primer mes de gestación, las necesidades nutricionales de la perra no aumentan. A partir del día 35, sus necesidades aumentan paulatinamente hasta llegar a consumir entre un 50% y un 75% más de lo normal.

Un mes antes del servicio: MAXI ADULT 1, CLUB CC.

Del 1 a los 35 días de gestación: MAXI ADULT 1, CLUB CC.

De los 36 días hasta el parto: MAXI JUNIOR, STARTER.

Periodo de lactancia: STARTER, MAXI ENERGY.

Tipo de madre.

Se debe elegir una hembra con muy buena fortaleza, segura de sí misma y que provenga de familias con muchas virtudes y pocos defectos. Es necesario tener en cuenta las habilidades y problemas de crianza de la perra durante el primer parto, tales como: rehúsa amamantar los cachorros, aplasta a los hijos, etc. Debe tener en cuenta que, si presenta problemas, puede ser evaluada en la segunda cría; de persistir el problema, se recomienda retirarla de la crianza.

Una consanguinidad hecha sobre un pariente común, con marcada tendencia a producir defectos, nos dará como resultado animales de menor calidad que los progenitores. Sin embargo, una consanguinidad hecha sobre un pariente común virtuoso podría potenciar la virtudes de este pariente común. Por lo tanto, quienes deseen hacer una consanguinidad deben conocer los riesgos y acatar los reglamentos y disposiciones.

Aspectos importantes en los machos

Entre los aspectos que debe tener el macho para ser elegido como reproductores están:

*Temperamento y carácter. Los machos deben ser seguros de sí mismos y se debe desechar a perros descontrolados, con serios problemas de temperamento o en su defecto a aquellos que no tengan carácter.

*Estructura anatómica muy buena o excelente, de acuerdo a su raza y función zootécnica.

*Salud: machos enfermos, o con secuelas de enfermedad, podrían contagiar a su perra.

*Libido: el apetito sexual debe estar muy presente, animales débiles o faltos de virilidad no deben aceptarse.

*Fertilidad: tener un índice de fertilidad superior al 70%.

Apareamiento.

Cuando ya ha elegido el reproductor, el apareamiento, en la mayoría de los casos, debe ocurrir entre el noveno y decimocuarto día, existen varios tipos de montas, que son:

*Monta natural no asistida: cuando se deja libremente a los perros a que se apareen.

*Monta natural asistida: el reproductor es asistido y es una práctica frecuente en reproductores muy ocupados, porque se evita el agotamiento.

Inseminación: es la menos recomendable, se lo hace en ciertas razas con problemas tales como el Bulldog Inglés.

Cuando el macho “abotona” debe tener precaución de que la perra permanezca tranquila, porque podría lastimar el pene del perro.

Gestación.

En un período delicado en la vida de la perra: En este tiempo se elaboran los tejidos nobles del cachorro.

En las perras en gestación las necesidades para asegurar un buen desarrollo de los fetos no aumentan hasta la quinta semana. A partir de este momento las necesidades nutricionales, tanto proteicas como energéticas o vitamínicas, son mucho más elevadas.

La gestación dura aproximadamente nueve semanas (59 a 64 días). En este período debe evitar ejercicios extenuantes o peligrosos (saltos, ejercicios de defensa, etc.) que puede provocar un aborto; sin embargo, es recomendable sacar a caminar a la perra en horas frescas, en un período de 20 minutos a 1 hora, para evitar la obesidad.

Parto.

Unos pocos días antes del parto, dos o tres, la perra puede rascar el piso, buscando hacer un lecho, esto es señal de que el momento del parto ya está cerca y usted debe estar preparado.

Debe tener a mano un botiquín de primeros auxilios de uso veterinario, y el número telefónico de su médico veterinario, para llamarlo oportunamente.

El día del parto es normal que la perra deje de comer y su temperatura, que es de 38 grados, desciende un grado de lo normal. Si se pone nerviosa y jadeante, esto es señal que usted la debe llevar al cajón de maternidad que le ha fabricado, acariciarla y darle palabras de aliento.

Cuando la perra comienza a botar agua fuente es inminente el momento del parto y se inician las contracciones rítmicas.

El cachorro nace normalmente envuelto en su bolsa amniótica (como un globo alargado) y la madre rompe la bolsa con sus dientes, corta el cordón umbilical, se come la bolsa y la placenta. Con la lengua limpia al cachorro. Es un masaje que le da calor y estimula la respiración. Es posible que la bolsa se rompa antes de salir el cachorro, así como que también el cachorro pueda salir en posición invertida.

Su actuación sólo se debe limitar a que se cumpla este procedimiento. Si la perra es inexperta puede ayudarla limpiando la nariz y la boca del recién nacido con una toalla y con pequeños masajes en el área de la nuca y tórax del cachorro.

En todo caso es de vital importancia que éste mame la primera leche (calostro), que le aporta las defensas necesarias.

En el parto también pueden presentarse problemas como:

· Adelanto del parto (menos de 59 días).

· Retraso del parto (más de 63 días).

· Períodos de alumbramiento entre un cachorro y otro, mayores de dos horas.

Cualquier otra anomalía que se presente debe llamar inmediatamente a su veterinario de confianza.

Lactación

La lactación dura de 7 a 8 semanas de promedio. Durante este período una perra produce 1,5 a 2 veces su peso corporal en leche. Sus necesidades energéticas dependen de la cantidad de leche secretada y pueden llegar a ser 4 veces mayores a las de una perra en mantenimiento, los aportes de calcio son fundamentales.

Crianza y Destete

Una perra puede criar perfectamente una camada no mayor a siete cachorros, en caso de ser la camada muy numerosa se recomienda utilizar leche FIRST AGE MILK, que debe ser utilizada de acuerdo a las indicaciones del médico veterinario.

Los cachorros serán alimentados exclusivamente con la leche maternizada hasta los 21 días, a partir de este momento incluiremos el alimento de inicio: STARTER PUPPY.

A los 28 días los cachorros deben tener su primer control de parásitos y continuar con la misma dieta. Entre los 45 a 50 días

Relativos, son aquellas virtudes y defectos específicos de ciertas razas como por ejemplo: “orejas erectas” es una virtud en el Pastor Alemán, pero es un defecto en un Dálmata; “color blanco” es una virtud en un Maltés, pero es un defecto en un Dóberman. v “El conjunto de virtudes específicas y
diferenciales de una raza conforman su tipo”.
Manejo de la hembra:

Se refiere a su salud óptima, nutrición adecuada, tipo de madre, conocimiento del ciclo sexual, hábitat e higiene.

Salud óptima es el correcto funcionamiento del organismo, con inmunización adecuada y temperamento equilibrado.

Se debe realizar el chequeo veterinario, un mes antes del inicio del celo, para el control de parásitos internos y externos, así como también las vacunación correspondiente.

En las perras de razas grandes y gigantes se debe solicitar una orden de control radiográfico de displasia de cadera, enfermedad genética en la cabeza del hueso del fémur, con su respectiva articulación. Se recomienda hacerlo después del año de edad una vez en la vida para descartar que nuestra perra tenga esta enfermedad.

El ciclo sexual de las perras

El ciclo sexual de las perras dura normalmente seis meses y tiene las siguientes fases:

Pro estro.- Se inicia con un sangrado

( inicio del celo) que dura de 7 a 9 días

Estro.- Es el momento fértil de la hembra ( ovulación). Se produce desde el noveno hasta el decimocuarto día. En esta fase el sangrado es menos intenso, pero aumenta el deseo sexual de la hembra, que se manifiesta con un reflejo al tocar su zona erógena. La hembra atrae el macho.

Meta estro.- Es el período que le sigue al celo, cuando no hay gestación Dura de 80 a 90 días.

Anestro.- Período de reposo. Duración variable de 80 a 120 días. Dura hasta el próximo pro estro.

ELECCIÓN DEL REPRODUCTOR

No se deben cruzar perros con los mismos defectos.

Debe elegir un perro que tenga las mismas virtudes que su perra, pero no los mismos defectos.

Para verificar la herencia de virtudes y defectos del reproductor se lo hace mediante el test de progenie del macho, que confirma que sí transmite las virtudes que deseamos pero no los defectos que pretendemos eliminar.

Es mejor que se conozcan los hijos del reproductor en otras camadas y con distintas hembras.

Cuando elija el reproductor, debe tener en cuenta la consanguinidad, la cual se define como el cruce entre parientes cercanos. Ejemplo: padre-hija, madre-hijo, hermanos.

Las consaguinidades muy cercanas son prohibidas en las asociaciones. Se puede autorizar alguna consaguinidad, en caso excepcional, si se realiza previa solicitud y análisis de las direcciones técnicas.

Sociabilización del cachorro

Durante todo el período de crianza de la camada se aconseja que los cachorros tengan contacto con los miembros de la familia, esto formará su temperamento y tendremos cachorros seguros. Se pueden eludir muchos problemas en el temperamento de nuestros perros, si evitamos causar traumas en este período.

Alimentación del cachorro:

1-6 meses: MAXI JUNIOR / AGR. Repartir la ración en tres veces al día.

6-12 meses: los mismos alimentos pero la ración diaria debe ser repartida en dos veces al día. En perros de razas grandes y gigantes se debe continuar con alimentos de cachorros hasta los 18 meses.


Roberto Caputi Tinoco
Criadero DI CASA CAPUTI

CEDIDO AMABLEMENTE POR EL PORTAL ECUATORIANO: WWW.VONDERYURI.COM.
Modificado el ( martes, 25 de marzo de 2008 )
 
< Anterior   Siguiente >

Formulario de acceso






¿Recuperar clave?

¿Quién está en línea?



¿Buscas un pedigree?
(Nombre del perro)

Indice :  
Resultados :